La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en todo el mundo, y es responsable de más de 17,9 millones de muertes anuales. La ECV incluye ictus y dolencias graves que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos. El tipo más habitual de enfermedad cardiovascular es la arteriopatía coronaria (AC), un endurecimiento u obstrucción de las arterias producidos por una acumulación de colesterol y depósitos grasos, o placas. La acumulación puede restringir el flujo sanguíneo al musculo cardíaco, cortar el suministro de sangre al corazón y producir un ataque cardíaco.

El cateterismo cardíaco, que utiliza un catéter delgado insertado en el corazón a través de una arteria o una vena con guiado mediante rayos x, es uno de los procedimientos cardíacos que más se llevan a cabo para diagnosticar y tratar la AC y otros tipos de ECV.

ACIST. La forma de adquirir conocimientos.

Obtenga información sobre cómo las tecnologías ACIST fomentan una atención óptima al paciente durante el cateterismo cardíaco y la angiografía, proporcionando la capacidad para visualizar, evaluar, diagnosticar y tratar la ECV con precisión.